Bookin

Entregado Por Nosotros (Relanzamiento) DUARTE, JUAN MANUEL

$19.999,00
¡Genial! Tenés envío gratis
¡Agregá este producto y tenés envío gratis!
Envío gratis superando los $50.000,00
Entregas para el CP:

¡Agregá este producto y tenés envío gratis! Envío gratis superando los $50.000,00

  • Haedo / Perito Moreno 6 (Casi esquina Rivadavia) / Horario de atencion: Lunes a Sabados de 9 a 20hs / La web y el local de Haedo son dos puntos de venta diferentes. Antes de realizar la compra o bien una vez finalizada, comunicarse a nuestro numero de whatsaap a fin de coordinar el dia de retiro por sucursal. / 11 30 72 78 78 (Solo mensajes) / Muchas Gracias!
    Gratis
Compartir

A cincuenta años de uno de los crímenes políticos más resonantes de los 70, la mirada más completa y polémica sobre los últimos meses del padre Mugica, asesinado por la derecha peronista, entregado por Montoneros.

 

«Muchos de los guerrilleros tampoco son pueblo [...] Son pequeñoburgueses que aprenden la revolución en un libro y juegan con el pueblo. ¡Le quitaron la alegría tremenda al pueblo de experimentar a Perón presidente dos días después de haber sido elegido presidente! [...] un error tremendo de la burocracia montonera, la nueva burocracia».

Padre Carlos Mugica Chivilcoy, noviembre de 1973

 

En medio de las balas que marcaron el turbulento regreso de Juan Domingo Perón a la Argentina, un hombre, un sacerdote, enfrentó a José López Rega y también a los montoneros, en un caso inédito no sólo de lucidez, sino de lectura de un escenario que habría de tener final trágico. Ese hombre se llamaba Carlos Mugica. Aquí se exploran sus últimos diecisiete meses de vida: su lucha por la paz, su profunda confianza en Perón, su papel en la fundación y consolidación de la JP Lealtad -la mayor disidencia interna que tuvo Montoneros- y el Movimiento Villero Peronista-Leales a Perón, que llevaron a buena parte de la Juventud Peronista y de las bases villeras a alejarse de las armas. Pero sobre todo se analiza el modo en que esto influyó en la ruptura de Montoneros con Mugica y la manera en que el sacerdote terminó siendo amenazado, insultado y, finalmente, entregado. Porque el gatillo que se cobró la vida de Mugica el 11 de mayo de 1974 pudo haber sido accionado por la Triple A, pero el tiempo dejó a la vista que el padre fue entregado por nosotros...